Consúltanos tu caso gratis

 

Divorcios con Pensiones compensatorias

Son pensiones que se establecen en el caso de divorcios de parejas en las que uno de los cónyuges queda en una posicón muy desventajosa por el hecho de divorciarse.

En el caso de parejas en las que los dos trabajan y pueden obtener ingresos por sí mismos, este tipo de pensiones son muy poco habituales.

Estas pensiones se dan en parejas en las que uno de los cónyuges se dedicaba al cuidado de la familia o ha colaborado en las actividades mercantiles, industriales o profesionales del cónyuge.

Si se establecieran, el precio de vuestro divorcio variará en función del importe de las pensiones de esta manera:

Aumento precio por pensiones > 250€
Cuantía
Aumento
Total
Hasta 250€ mensuales
0€
499€
Hasta 300 € mensuales
30€
539€
Hasta 400€ mensuales
55€
569
Hasta 500€ mensuales
80€
599€

Definición jurídica

Regulada en el art, 97 del Código Civil consiste en la ayuda económica que uno de los cónyuges puede prestar al otro, normalmente motivada por el desequilibrio económico sufrido a partir de la separación, y que suele quedar sometido a la voluntad de los interesados, a diferencia de lo que ocurre con la pensión de alimentos a favor de los hijos.

En el caso de que los cónyuges renuncien a deberse pensión compensatoria, lo harán constar en el Convenio Regulador.

Para el caso de que se pacte su existencia, se puede acordar un plazo de duración determinada, que se estima suficiente para lograr un trabajo o rehacer la vida en cualquier forma, y que transcurrido este plazo la pensión dejará de ser mantenida.

También puede fijarse en capital, es decir, asignando una cantidad para ser pagada en una sola vez, o se pueden asignar el pago de bienes de diferentes clases, como pueden ser inmuebles o acciones.

De la misma manera, se podrán pactar claúsulas que fijen la finalización de su pago, como es que el beneficiario de la misma haya conseguido un empleo o que se ausente al extranjero.